UNA BARRERA CONTRA EL DAÑO EN TU PIEL

UNA BARRERA CONTRA EL DAÑO EN TU PIEL

Comparte

En la actualidad los daños de la piel responden principalmente al  debilitamiento de la barrera natural que la protege. Las agresiones ambientales como el frío, contaminación, depilación, o incluso el jabón que usamos a diario, desgasta la superficie de nuestra dermis lo que permite que el daño penetre y genere fragilidad extrema, siendo ésta, la principal causa de pieles atópicas que siempre están resecas  y débiles.

No es un fenómeno extraño ver personas con pieles enrojecidas por el frio o el calor, manos  con nudillos prácticamente craquelados por la resequedad, entre otros síntomas que hoy se han hecho común en el órgano más extenso de nuestro cuerpo.

La piel es nuestra barrera de protección más importante y constantemente es agredida por factores externos; cuidarla no es sólo cosa de belleza, sino también de salud. Es así como recientes estudios realizados por el Doctor Christopher Hensby, co fundador de Cerave, concluyen que  el film hidrolipídico que la protege es el que necesita de reparación y defensa continúa, con el fin de evitar que estas patologías sigan apareciendo y -las ya existentes- se conviertan en crónicas.

 

Ahora, ¿cómo podemos recuperar y remediar esta barrera fundamental para el cuerpo? El mercado es generoso y se ha encargado de lanzar innumerables opciones para su cuidado. Sin embargo, la eficiencia de la línea de Cerave, recientemente llegada a Chile de forma exclusiva a Cruz Verde, permite destacar su acción que trabaja con la combinación de 3 ceramidas idénticas a la de la piel (Ceramide 1, Ceramide 2 y Ceramide 6-II), las que además contiene colesterol, ácidos grasos y fitofingosinas.

A esta rica combinación de ingredientes integrada en la línea Cerave, se suma un nueva tecnología de absorción conocida como MVE (tecnología de Emulsión multivesicular) que asegura que sus componentes actúan por 24 hrs, ya que el producto está “basado en un medicamento; un  vehículo capaz de transportar los activos durante horas y de difundirlos de manera homogénea y continua en la piel”, explica el Doctor Hensby.

Este protector dérmico, es una verdadera alternativa cosmocéutica, ya que cuenta con efectos medicinales pero al mismo tiempo dan una sensación de placer y confort, gracias a que recupera la piel dañada y repara la barrera cutánea para prevenir futuros daños, un perfecto blindaje facial y corporal que asegura eficacia.

 



Relacionados